Intoxicación con setas en Galicia

11/11/2016 – La Voz de Galicia

La recomendación es coger variedades conocidas y en cualquier caso dejar aquellas con anillo caído y volva

Amanita_phalloidesEn Galicia hay unas 3.000 setas diferentes, pero realmente solo se encuentran de forma habitual unas 200 variedades. En cualquier caso, nada más que «seis o siete» son verdaderamente peligrosas, según reconoce José Antonio Díaz Núñez, uno de los más expertos micólogos gallegos. Según este, presidente de la Agrupación Luis Freire, hay dos recetas infalibles para evitar las intoxicaciones: conformarse con cuatro variedades riquísimas (boletus, níscalos, macrolepiotas y cantarelus) y, en caso de duda, jamás echar a la cesta un ejemplar con anillo caído y volva.

Marisa Castro, profesora de Bioloxía y directora del Laboratorio Micolóxico de la Universidade de Vigo, además de autora de varias guías sobre el asunto, mantiene la misma teoría de la seguridad: «Llevo treinta años yendo al bosque y cojo Amanita rubescens. Pues si veo un ejemplar que me parece esta amanita, no me lo llevo. Solo arranco aquellos sobre los que no tengo ninguna duda». Y jamás se adentra a especular con variedades que no conozca en profundidad: «Si los que llevamos tantos años no nos atrevemos, creo que la gente que va desde hace poco o sin guía al monte no debería arriesgarse».

Un caso en Vigo

Esta semana saltaba el caso de una mujer de Vigo que se intoxicó con una Amanita phalloides, el ejemplar más peligroso de los bosques gallegos. Y tanto Castro como Díaz creen que la intoxicación se pudo deber a un exceso de confianza «y a que seguramente la cortó, por lo que no le vio la volva», dice Marisa Castro.

Esta experta recuerda que el decreto de ley 50/2014 habla de arrancar las setas y no cortarlas para evitar eliminar el saco enterrado, que impide la identificación correcta del ejemplar.

También explica que quitando la intoxicación por phalloides y algunas pocas más, otras setas venenosas no acaban costándole el hígado al recolector. Solo si tiene algún problema hepático anterior o tarda mucho en acudir al médico puede poner en riesgo su salud. Por eso, «en caso de encontrarse mal horas después de tomar setas, uno debe acudir a un hospital que tenga uci», dice Castro, ya que el tratamiento, con penicilina, necesita un entorno controlado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s