Ourense en guardia contra el fuego

07/05/2016-La Región

Las temperaturas en la provincia alcanzarán picos de 35 grados en los próximos días, una subida que tiñe de amarillo varios puntos de Ourense en el mapa de riesgo de incendios forestales que maneja la Xunta de Galicia.

incendios_montesLa llegada de las altas temperaturas a Ourense supone el primer gran examen del año al dispositivo de prevención de incendios de la Xunta de Galicia. La provincia acapara en 2016 el 60% de las parroquias con alta actividad incendiaria de toda Galicia, un indicador que suma, a la zona de alto riesgo forestal, la reincidencia o virulencia de los fuegos de los últimos años. Nueve meses después del gran incendio de Cualedro, que calcinó 3.000 hectáreas, la Consellería de Medio Rural vuelca sus esfuerzos en la vigilancia y en los modelos de previsión, mientras el mercurio amenaza con alcanzar los 30 grados en los próximos siete días.

“En estos momentos estamos en riesgo medio”, explican desde la Consellería do Medio Rural, “a partir del 1 de julio entramos en riesgo alto, según los indicadores de riesgo de incendio forestal”. En el plan de prevención y defensa contra incendios Pladiga 2016, Ourense cuenta este año con 42 localidades especialmente vigiladas. Además, en el mapa de Zonas de Alto Risco que maneja Medio Rural, casi la totalidad de la provincia se encuentra en nivel rojo. El dispositivo contraincendios, aprobado el pasado mes de mayo, mantiene casi idénticas líneas de actuación que en 2015, con el objetivo de “reducir o número de incendios con respecto da media dos últimos dez anos”. Es decir, la Xunta asume que se produzcan un máximo de 678 fuegos durante 2016, frente a la previsión de 815 del pasado año.

La previsión meteorológica de Meteogalicia lanza a la provincia en máximas ascendentes hasta los 32 grados, que llegarán el miércoles 8 de junio, mientras que las predicciones de la red internacional especializada Windguru otorga puntas diarias de hasta 35 grados a partir del próximo jueves. No obstante, la temperatura no es el único medidor del riesgo de incendio, ya que el viento, la humedad de los bosques, y la situación estacional de los mismos, suponen a menudo factores decisivos a la hora de medir la peligrosidad real de las condiciones que favorecen los incendios. Algunos de estos factores están contribuyendo a que la Xunta mantenga el “riesgo medio”. “Este año ha llovido mucho y el monte mantiene mucha humedad. Por eso ahora nuestros mapas de riesgo están representados con muchos tonos azules y verdes, indicadores de humedad. En las próximas semanas irán apareciendo más tonos amarillos y rojos, que señalan que el riesgo ya es alto”. Con todo, las temperaturas de las últimas horas han provocado la aparición anticipada de alertas amarillas en algunos puntos de la provincia de Ourense, en comarcas como Quiroga y Valdeorras.

Sobre la mesa de negociación del plan de la Xunta para este año ha estado muy presente la experiencia del incendio de Cualedro, que dejó el pasado verano desoladoras cifras récord en tres días de devastadora actividad: más de 3.180 hectáreas quemadas, extendiéndose a Xinzo, Baltar y Trasmiras, y suelos dañados que tardarán alrededor de una década en recuperarse. Un incendio cuya investigación se encuentra en punto muerto desde hace meses: el único detenido, un jubilado de 83 años, quedó en libertad al día siguiente.

ESPACIOS PROTEGIDOS

El documento de Medio Rural que desarrolla el dispositivo contra el fuego señala seis parques naturales de la Rede Galega de Espazos Naturais Protexidos, que serán especialmente custodiados durante este verano, tres de ellos en Ourense: Baixa Limia – Serra do Xurés, O Invernadeiro, y Serra Enciña da Lastra.

El operativo estará formado por 5.767 efectivos de la Xunta, al igual que el pasado año, pero se ampliará hasta 7.000 recurriendo a unidades del Ejército y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Al trabajo de este equipo se sumarán campañas de concienciación ciudadana, un aspecto en el que la Consellería quiere volcarse este verano, incidiendo en la formación de las nuevas generaciones. La Xunta considera prioritario este aspecto, exhibiendo el dato de que el 98% del monte gallego es propiedad de particulares. La modernización informática para permitir la gestión integral de incendios en tiempo real es otra de las novedades de la nueva temporada de batalla contra los incendios forestales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s