Galicia da un paso importante hacia el relevo generacional al eliminar el impuesto de sucesión

31/12/2015-Agroinformacion.com

De una herencia, incluida en vida, de 500.000 euros se pasará de pagar 36.630 a sólo 50

herenciaGalicia ha dado un paso de gigante para favorecer el relevo generacional, ya que desde este día 1 los herederos directos no tendrán que pagar impuesto de sucesiones por los primeros 400.000 euros que reciban, que se suman así a la exención que ya se aplicaba a la vivienda habitual y a explotaciones o tierras en el caso agrario. Esta medida, anunciada por Feijóo al presentar los presupuestos de 2016 (año de elecciones autonómicas), será según los expertos en planificación financiera una ventana temporal que podrán aprovechar durante unos años las familias para transmitir sus bienes a los herederos sin pagar al fisco teniendo en cuenta que la ley gallega permite la herencia en vida a través de las figuras de la partición y la mejora. Auguran que en esta legislatura el Gobierno central hará cerrar esa ventana, en cuanto acate la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea que tacha de discriminatorio entre residentes y no residente el impuesto de sucesiones en España.

   “Es una grandísima oportunidad para las familias gallegas en las que haya un patrimonio que se quiera dejar a los hijos o al cónyuge”, valora Dositeo Amoedo, delegado territorial de EFPA (Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera) España en Galicia. Explica que la reforma fiscal que entra en vigor mañana “será temporal” porque la sentencia dictada por el Tribunal Justicia de la Unión Europea el 3/9/2014 insta a poner fin a la discriminación entre residentes y no residentes y acabar con las las grandes diferencias que existen entre comunidades autónomas, según recoge Alba Suárez en economiadigital.com.

   “No sabemos cuándo exactamente pero seguramente en la próxima legislatura se hará una legislación básica a nivel nacional y se un mínimo de impuesto de sucesiones”, comenta, por lo que considera que mañana se abre “un periodo muy interesante para los contribuyentes gallegos”. La regulación en España en el futuro obligará según los expertos al pago de un impuesto mínimo de entre el 5% y el 8% y a partir de ahí, será ascendente según el patrimonio. “Las comunidades autónomas tendrán que ponerse de acuerdo”, concluye Amoedo, y añade que “iremos en línea con los países europeos para tener un impuesto de sucesiones más alto”.

Las diferencias entre las CCAA alcanzan hasta 22 veces más entre unas y otras

   Desde EFPA España subrayan que la particularidad de la norma gallega con los pacto sucesorios en vida (la partición y la mejora) permite a las familias aprovechar este momento de ventaja fiscal para transmitir sus bienes a los herederos directos sin coste. No se pagará nada por recibir la vivienda habitual (algo ya se aplicaba hasta el momento) ni tampoco hasta 400.000 euros. A partir de esa cantidad, pagarán el impuesto correspondiente solo por el importe que exceda. “Es un buen momento para sentarse con un planificador financiero y organizar qué parte se puede transmitir”, recomienda Amoedo.

   En el sector agrario, ésta es unas de las reivindicaciones para favorecer el relevo generacional, ya que se ha venido criticando que el alto coste del impuesto de sucesión no permitía que los titulares pudieran dejar en vida, y ni siquiera con su fallecimiento, unas explotaciones o tierras a sus herederos, que veían cómo en muchos casos el coste de la operación cercenaba directamente la posibilidad de asumir el negocio familiar.

   De hecho, el cambio sitúa a Galicia “entre las comunidades autónomas con la tributación más baja en este impuesto”. En la consellería ponen como ejemplo el caso de una persona de 35 años que hereda de su padre por valor de 500.000 euros, de los que 100.000 corresponden a la vivienda habitual del fallecido.

   En Galicia, la cuota líquida desde el 1 de enero de 2016 serán 50 euros, frente a los 36.630 que tendría que pagar en impuesto de sucesiones por la misma herencia hasta el día de hoy. La misma herencia implica el pago 78.172 euros en impuesto de sucesiones en Murcia, la más cara. Según detalla Facenda, en este ejemplo las cuota líquidas en el resto de comunidades, de forma ascendente son: 75 euros en Canarias, 687 en Cantabria, 781 euros tanto en Madrid como en La Rioja, 2.369 euros en Cataluña, 3.908 euros en Castilla La Mancha, 6.184 euros en Extremadura, 14.288 euros en Valencia, 23.875 euros en Aragón, 61.841 euros en Castilla y León, 69.545 euros en Baleares, 76.900 euros en Andalucía y 77.361 euros en Asturias.

   Hasta ahora, un gallego podía llegar a pagar 22 veces más por heredar en Galicia que en Madrid, una de las comunidades en las que el impuesto de sucesiones estaba ya más rebajado, con una deducción del 99% en la cuota para descendientes y ascendientes. Según los expertos, en global (teniendo en cuenta todas las herencias y no sólo hasta 400.000 euros para herederos directos) las comunidades más baratas para heredar son Madrid, Cantabria y La Rioja y las más caras Murcia, Andalucía y Asturias, mientras que Galicia se sitúa en un término intermedio. El impuesto de sucesiones está totalmente transferido a las comunidades y se determina por la residencia habitual de la persona que fallece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s