Una Nueva Ley del Suelo para Galicia

mapa_planeamento_urbanistico_Galicia09/02/2016-Estrella Digital

El PPdeG ha aprobado en solitario la nueva ley del suelo sin que se haya llegado a votar la enmienda al artículo 144 -que según el PP serviría para “dar solución” al problema derivado de la anulación por parte del Tribunal Supremo del plan general de ordenación municipal (PGOM) del Ayuntamiento de Vigo-, al mantener Alternativa el veto expreso a apoyarla, pues considera que crea “inseguridad jurídica” y ya existen otras herramientas para salvar esa nulidad.

Este martes ha sido aprobada la nueva ley del suelo de Galicia solo con los votos del PP y el rechazo de toda la oposición, que denuncian que “empeora” la actual, “nace muerta”, propicia la “desprotección” del territorio y suelo rústico, así como su “liberalización”.

Para que la enmienda de los populares prosperase era necesario el consentimiento de todos los grupos, ya que se presentó fuera de plazo, pues cuando se conoció la sentencia que anuló el plan general vigués ya había terminado el periodo para enmiendas. Ya en el debate del dictamen elaborado por la ponencia de hace unos días, AGE se opuso a la tramitación de esa enmienda, y hoy ni se llegó a votar al mantenerse en su posición.

Ante esta negativa, los populares ya habían avanzado en días pasados que se recurrirá al trámite de urgencia para incluir esa modificación, por la cual se amparará la realización de proyectos de especial interés público, siempre que exista acuerdo de las administraciones implicadas, como la ampliación de la fábrica de Citroën.

AGE, “cabeza de turco” ante intereses ”ocultos” del PP

El viceportavoz de AGE, Antón Sánchez, ha defendido la negativa de su grupo a la enmienda del PP porque “va a traer problemas en el futuro” debido a su “inseguridad jurídica” y pagarán “todos” los ciudadanos una decisión tomada “por unos pocos”, en la que los populares están “ocultando” sus verdaderos intereses.

Así, Sánchez ha calificado de “operación política vergonzosa” y “campaña publicitaria” la intención del PP de señalar a AGE como “cabeza de turco”, que “poco tiene que ver” con los intereses de los trabajadores de Citroën. Yes que reprocha a los populares que en vez de analizar “lo que se hizo mal”, proponen un cambio “sobre la marcha”,que “va a valer para los 314 ayuntamientos” y “elude la participación pública”. “No le mientan a la ciudadanía”, ha clamado.

En cambio, AGE propone emplear la vía legal de la declaración del proyecto de interés supramunicipal para evitar que se paralicen proyectos concretos, frente a una “ley efímera” que el PP “quiere ya modificar”.

Junto a ello, ha arremetido contra una nueva ley que sigue un modelo de “liberalización y desregularización”, “obsoleto, insostenible y fracasado”, con 300.000 viviendas abandonadas en Galicia, basado en la degradación del territorio, la reducción de superficie agraria útil y la “explosión” de la burbuja inmobiliaria.

Así, censura un texto que el PP “quiere volver a modificar antes de entrar en vigor”, que sigue “la misma filosofía que la ley del 56 de Franco”, centrada en la expansión de la ciudad y no en la rehabilitación. En su lista de críticas incluye que “cualquier suelo rústico” de especial protección “puede ser reclasificado” y “quedarán desprotegidos bosques autóctonos”.

En esta línea, Consuelo Martínez (Grupo Mixto) cree que la enmienda de los populares “no resuelve el problema de Vigo”, sino que “el PP solo quiere un cheque en blanco”, mientras recuerda que “hay alternativas” propuestas por la oposición.

El PSdeG se compromete a derogarla

El diputado socialista Xosé Sánchez Bugallo ha cargado contra la “cuarta ley del suelo de Galicia”, que “es la peor de todas”, puesto que no ve avances respecto a los textos de 1985, 1997 y 2002, ya que esta norma “lleva 20 años atrás”, “en algunos aspectos más atrás que la ley del 85”.

Al respecto, ha criticado que tras un proceso de “siete años”, tan solo se diese “tres meses” al Parlamento para la tramitación de este proyecto, lo que “habla bien a las claras” de la “importancia que el PP le da al Parlamento”.

De hecho, cree que “no había interés” en el consenso y los fines del PP “se refieren a razones mucho más prosaicas e inmediatas”, que identifica con una “bajada de exigencias” para “permitir legalizar determinadas actuaciones”.

Por ello, ante una ley que considera “recortada y empobrecida” respecto al anterior texto, Bugallo se ha comprometido a que si gobierna el PSdeG esta ley será “derogada y sustituida con carácter inmediato y prioritario”.

“Falso debate” para el BNG

Por su parte, Ana Pontón (BNG) se ha referido al “falso” debate creado sobre la enmienda a esta ley para garantizar la ejecución de proyectos prioritarios en Vigo, puesto que “no hubo solo una propuesta”, ya que más allá de la formulada por los populares, “también hubo una propuesta del grupo del BNG” relativa a la recuperación del contenido de un artículo de la vigente ley (el 198) para dar solución a esa cuestión.

Sin embargo, ha recriminado que la propuesta de los populares “va a crear más inseguridad jurídica”, mientras “se veta una posibilidad que aceptaban el resto de los grupos”, de forma que ha avisado que la enmienda del PP “no tiene que ver” con el problema concreto de Vigo, sino que “esconde otro tipo de intereses”.

También ha censurado las “prisas” del PP para sacar adelante un texto, que ve “un paso atrás”. Todo ello, mientras “el 75%” de los ayuntamientos siguen sin un planeamiento, se aboga por la “especulación” y “se salta la legalidad” para garantizar que ENCE siga en la ría de Pontevedra.

El PP defiende que la enmienda ”no es una ‘Trapallada”’

En cambio, el diputado popular Jaime Castiñeira ha cargado contra la “demagogia e interés partidista” de AGE “poniendo por delante intereses partidistas al de los gallegos”. De hecho, ha identificado la postura de Alternativa con que esta formación “nace con la crisis” y “necesitan de la crisis económica para seguir existiendo”. “Eso está estudiado”, ha espetado.

A renglón seguido, ha defendido que la enmienda al artículo 144 “no es una ‘trapallada (chapuza)”, pues, a su juicio, solo sirve para casos de “excepcional” interés y ofrece más garantías que el artículo 198 al que hace mención el Bloque, que “no prevé participación”, “ni tiene en cuenta el informe vinculante de los ayuntamientos”. Además, ha recordado que “el problema de Vigo lo crearon el alcalde de Vigo y el bipartito”.

En lo tocante a la vía de la supramunicipalidad propuesta por AGE, Castiñeira ha admitido que “podría ser una situación”, pero “no vale”, porque daría lugar a plazos de “24 meses como mínimo”, un periodo éste que Alternativa le ha rebatido.

Tras remarcar que a esta ley se han incorporado 79 enmiendas, 45 de ellas de la oposición, bien en su totalidad o transaccionadas, Castiñeira ha valorado la nueva ley, porque “no hay peor desprotección que no tener ninguna”.

De tal forma, el PP se ha quedado solo para aprobar una nueva ley del suelo que facilita edificar en suelo rústico y flexibiliza, al incorporar los criterios del Plan de Ordenación del Litoral (POL), la franja mínima de costa protegida. Entre las novedades del texto se incorpora la figura de los planes básicos para los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes, mientras pasan a considerarse como edificaciones tradicionales todas las anteriores al año 1975.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s