Polémicas valoraciones catastrales en varios ayuntamientos orensanos

24/11/2015-La Región

En Verín el 80% de los afectados protestaron y en Ribadavia se constituyó una comisión para canalizar las reclamaciones

La valoración que se realizó de muchas propiedades, fundamentalmente al catalogar como nueva edificación o ampliación de vivienda los gallineros o alpendres ha suscitado numerosas quejas y enfados en los concellos donde Hacienda acometió la revisión catastral.

allariz_vista_aereaEn Verín, el primer concello en el que se hizo esta revisión, se abordó, como asegura su actual alcalde, en la peor etapa posible, “justo cuando la anterior corporación tenía aprobado un aumento del 10% en la base imponible del impuesto, es decir, un diez por ciento más del valor catastral anterior, lo que llevó a una más que notable subida de la contribución urbana a la que se le acabó sumando esa regularización”, afirma Gerardo Seoane. Y las protestas se dejaron sentir. Seoane Fidalgo calcula que “más de un 80 por ciento de las personas que recibieron la comunicación protestaron. Yo llegué incluso a ver cómo se solicitaban aplazamientos de pago de los recibos del IBI, por las cantidades tan elevadas que estaban soportando”.

El regidor verinense también advirtió de lo gravoso que comienza a ser el pago del impuesto de bienes inmuebles. “Era algo que antes no nos preocupaba demasiado, era una cantidad pequeña la que se destinaba a este tributo, de los ingresos de una familia. Y, sin embargo, con la tendencia de igualar el valor catastral al valor de mercado del inmueble objeto de tributación, ese cuota que ahora se paga supone ya una parte muy importante del presupuesto familiar”.

Comisión en Ribadavia

Aparte de las reclamaciones individuales, en Ribadavia se creó una comisión integrada por una veintena de afectados por la revisión. El objetivo es realizar las reclamaciones para que se corrijan lo que los afectados consideran errores. Aunque las reclamaciones se hacen a título individual cuentan con un abogado y un perito comunes que se encargarán de la tramitación de los recursos ante Catastro.

Esta veintena de afectados de Ribadavia asegura que la revisión ha incluido propiedades que no les pertenecen, en algunos casos, y en otros, contempla los galpones o simples gallineros como una nueva construcción o como ampliaciones de viviendas unifamiliares. “De esta forma, suman moitos metros cuadrados de edificación que non teñen o valor dunha casa. Estase otorgando un valor que non corresponde en absoluto co que realmente ten no mercado, e o que reclamamos é que sea acorde co precio real do mercado”, apunta uno de los afectados.

El Concello de Lobeira no dispone de datos sobre el número de reclamaciones vecinales que provocó la revisión, aunque sí tiene constancia del malestar que causó entre la población rural. El alcalde, Antonio Iglesias, explica que el incremento de las valoraciones en las viviendas unifamiliares ha molestado a más de uno. “Fixéronse modificacións nos baixos, que outrora eran cuadras dos animais, para convertirlos en cociñas e salóns. E iso, incrementou o valor da casa”, relataba Iglesias, si bien las mayores discrepancias se han dado con esas obras menores en patios o huertas afines para crear gallineros o galpones “e que os consideran como uso residencial”, cuestiona el regidor del Partido Popular. Estas actualizaciones, en algún caso, han llegado a suponer el incrementos de hasta un 20% en el valor catastral.

En Allariz, las oficinas municipales facilitaron a los vecinos modelos de reclamaciones, si bien el propio regidor, Francisco García, explicó que “non foron moitas, na medida de que nós, cada ano a través do convenio co Catastro, remitiámoslles os datos sobre as solicitudes de licencias”. En todo caso, el cambio de uso de los bajos para habilitarlos como residencial han sido los más comentados entre los propietarios. Uno de los aspectos más relevantes en el proceso alaricano ha sido la revalorización catastral de muchas de las vivendas del casco histórico que, según matizaba el propio García, “tiñan un valor moi baixo”. Las rehabilitaciones efectuadas en los últimos años, para darle un uso meramente residencial a los edificios, ha propiciado dicha revalorización.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s