Los comuneros de la parroquia de Canicouva (Pontevedra) se ofrecen para acoger la planta de compostaje

10/07/2015-Faro de Vigo

El plazo de propuestas se cerró ayer y los comuneros plantean cinco veces más suelo del mínimo que pedía el Concello

 

canicouva_compostNo hubo sorpresas y el periodo oficial que había establecido el Concello para recibir ofertas de ubicación de la futura planta de compostaje se cerró ayer con una única oferta, la de los comuneros de Canicouva. Esta parroquia es la única de todo el municipio que está dispuesta a albergar unas instalaciones que han generado rechazo en diversos colectivos políticos y vecinales, especialmente en la vecina Pontesampaio. El gobierno local había establecido este plazo de recepción de ofertas justo antes de las elecciones municipales y lo hizo para evitar posibles recursos judiciales sobre la adjudicación de este contrato, puesto que la primera vez que Canicouva lanzó su candidatura, en diciembre pasado, lo había hecho fuera de plazo.

De esta forma, el gobierno local relanza el proyecto para crear una planta de compostaje de uso exclusivo para Pontevedra. El desmarque del PP primero y de la Diputación después echó por tierra la idea inicial de crear unas instalaciones para la provincia, pero el BNG no renuncia a su ejecución, solo para la capital. Al margen de la pugna política que levantó este asunto, la Diputación también se desmarcó al fracasar su propio plan de recogida provincial de basuras, que quedó desierto al no cuadrar las cuentas de las ofertas presentadas.

Biomasa y parque forestal

Aunque el mínimo de terrenos que pretendía el Concello eran 20.000 metros cuadrados, Canicouva ofrece cinco veces más, hasta 10 hectáreas en sus montes comunales. No obstante, buena parte de ese espacio se reserva para la recogida de biomasa con la que elaborar, junto con la basura orgánica, el compost. Además, el gobierno local tiene previsto crear un “parque forestal” en esta zona de la sierra de A Fracha. En concreto en el lugar elegido es el denominado “Rega do Loureiro”, un punto que, según el presidente de la comunidad, cuenta con “acceso rodado público” y su distancia más cercana a un núcleo habitado es de 1.290 metros, al lugar de Baltar, en Ponte Caldelas.

La cesión del terreno es por un mínimo de 30 años, prorrogables por 45 años más, hasta sumar 75 años. Los planes del Concello apuntan a licitar la ejecución de la planta coincidiendo con el final de la actual concesión del servicio de basuras, a mediados de 2017. De este modo, la empresa que asuma desde entonces la limpieza y recogida también gestionará la estación de compostaje.

Ya en su día se elaboró un borrador de contrato, que ahora se recuperará, en el que se establecía que si el centro no llegase a construirse o dejase de funcionar durante al menos seis meses, los comuneros recuperarán los terrenos “en condiciones semejantes” a las actuales. Los ingresos que obtenga el colectivo por esta planta “se destinarán a la mejora del monte y al establecimiento de obras o servicios de interés general de los vecinos propietarios” pero nunca se permitirá su reparto entre los comuneros. Una vez que se resuelva este concurso y sea adjudicado se firmará el contrato entre el Concello y los comuneros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s