La Confederación Hidrográfica obliga a modificar el PXOM de Ourense para proteger cauces

La cercanía a arroyos variará la calificación de hasta 106 suelos

calificacion_suelos_Ourense07/01/2015-La Región

La Hidrográfica obliga a modificar el planeamiento en la ciudad para proteger cauces y definir avenidas, lo que puede afectar a parcelas del casco urbano pero sobre todo fincas del medio rural.

La necesidad de que hasta 106 suelos de distinta superficie y fundamentalmente en el perímetro rural de la ciudad tengan que adecuarse a la normativa ahora en vigor de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, demorará notablemente la tramitación del nuevo Plan de Urbanismo y, además, endurecerá las condiciones de edificación en las áreas rurales que rodean el casco urbano. Porque la nueva legislación, contemplada en el Plan Hidrológico, es mucho más restrictiva que la anterior y de la misma forma que obliga a modificar el plan de urbanización en la Finca Mariñamansa para salvar el cauce del arroyo que atraviesa la zona, igualmente manda introducir cambios en las zonas del rural, concretamente en los suelos próximos a arroyos y ríos.

Precisamente, una parte sustancial de las 5.750 alegaciones que se presentaron tras la exposición pública del proyecto de planeamiento demandaba una mayor flexibilidad en la construcción en el medio rural, algo que ahora puede verse afectado por esta norma más estricta.

Junto a ello, se complicará la tramitación del planeamiento -aunque hace ya tiempo que el gobierno local confirmó que no podrá ser aprobado provisionalmente antes de que acabe este mandato- puesto que hay que realizar, de acuerdo con esa misma norma, estudios hidrológico-hidráulicos que definan las avenidas correspondientes a los 100 y 500 años, así como la máxima crecida ordinaria, la definición de la vía de intenso desagüe, de la zona de graves daños y de flujo preferente. Habrá que incluir perfiles transversales de los cauces, planos de planta y documentación que acredite el cumplimiento de la legislación, en lo que se refiere al reglamento del Dominio público hidráulico.

La medida apenas afecta a las proximidades del Miño -salvo en zonas concretas como el nuevo Pazo de Xustiza, cerca del río, que obligará a revisar lo construido para dar licencia de ocupación- y algo al Barbaña, pero sobre todo al Loña y a decenas de arroyos, algunos incluso sin nombre, como reconoce la Confederación.

La cartografía a realizar recorre todo el concello

La comunicación de la Hidrográfica anunciando la necesidad de cartografiar los cauces en los planos de clasificación del suelo, de ordenación de núcleos rurales, de suelo urbano y urbanizable, así como sus zonas de servidumbre y policía, y las avenidas correspondientes, ya se conoció en agosto pasado, cuando la concejala de Urbanismo, Aurea Soto, anunció la demora que todo ello suponía en la tramitación del Plan. Pero el alcance, además del retraso en ese proceso, es importante porque el listado de la Confederación incluye suelos en Porto, Oira, A Lonia, cerca del Barbaña y al lado de arroyos sin nombre; también señala algún suelo urbano consolidado en Vistahermosa, en torno a los ríos Barbadás y de Os Muiños, al Regueiro do Cano, Regueiro Fozado, Zaín, A Burata, Casardomato, A Conchada, Castro de Beiro, A Golpilleira, Requeixo, Pombal, Tarascón, Val do Regueiro, As Barxas, O Paraíso, O Viso, Barxelas, Regoufe, Santa Cruz, Carruceiro, Calvelos, Reza Vella, Bobadela, O Pino, Eirasvedras, Fontelo, Oira, Canibelos, Seixalbo y decenas más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s